¿A quién le amarga un dulce?

Últimamente, parece que  nos estamos especializando en obras y diseños  “low cost”, ya que en plena crisis,  aún hay gente que sigue apostando por abrir  o reformar su negocio, pero  ajustando la inversión al máximo.

Por eso nos gusta “estrujarnos la sesera” para que el cambio sea radical igualmente. Y esto es lo que logramos con el diseño en esta pequeña panadería.

El antes y el después de la reforma es claro!

Obra: Gespronor.

 

Anuncios